El caso Megaupload: Uno de los mayores actos criminales de copyright en la historia

Ha sido una de las noches más intensas que recordamos en los últimos tiempos a nivel informativo en el mundo de Internet. 

Las sucesivas noticias relacionadas con el cierre por parte del FBI de Megaupload han corrido rápidamente y no han parado de generarse reacciones en Internet, desde el trending topic mundial en Twitter con #Megaupload hasta los ataques DDoS de Anonymous.


Vamos a hacer un recorrido por todo lo que ha pasado, cómo ha pasado, la situación actual y qué puede pasar en el futuro. Estamos ante un momento determinante que puede marcar un antes y un después en Internet. 

No es sólo el servicio de Megaupload, si no las implicaciones que puede tener para otros sitios y servicios y el daño que estas acciones pueden causar. Muchos se lo han tomado como una declaración de guerra.

Pongámonos en situación. La tarde noche del jueves aparece la primera noticia: Megaupload está cerrada y 7 de sus miembros son detenidos por el FBI. Poco más se sabe pero sí podemos ver que la página y todas las páginas de servicios de Megaupload (Megaporn, Megavídeo, Megapix, Megabox, Megalive, Megafund y Megakey) han dejado de estar accesibles. 

Poco después la información empieza a fluir y aparece un comunicado oficial del Departamento de Justicia de EEUU y el FBI.


En el se indica que el cierre de Megaupload se ha llevado a cabo con la detención por agentes del FBI de 7 personas y 2 corporaciones (Megaupload Limited and Vestor Limited) y una acusación de crimen organizado internacional responsable de una red online de piratería que generaba más de 175 millones de dólares en procesos criminales y daños a los propietarios de los derechos intelectuales de las obras alojadas en sus servidores de más de 500 mil millones de dólares.

Gran parte del problema viene del funcionamiento de Megaupload. En la acusación se indica su funcionamiento, en el que un usuario puede subir cualquier material a sus servidores, incluyendo vídeos, música y pornografía, y aunque Megaupload no facilitaba la búsqueda de estos archivos en su web, si daba un link para este contenido que luego era distribuido por el usuario.

Además, el usuario podía comprar acceso Premium, pagando por tener mayor velocidad de carga y descarga y eliminar tiempos de espera, una de las principales fuentes de ingreso de la compañía.

Cuando un archivo no es muy descargado, se elimina de los servidores de Megaupload, pero cuando es muy descargado se premia al usuario que lo ha subido, pero es que además, si el propietario de los derechos de autor denunciaba un enlace con contenido suyo, este era eliminado, pero premiaban a otros enlaces dentro de Megaupload con el mismo contenido, y aquí es donde está una de las claves por las que Megaupload ha sido denunciado y cerrado.

Según la acusación también se habrían encontrado contenidos de pornografía infantil y propaganda terrorista.

La cosa parece seria y los cargos contra los que las 7 personas y 2 corporaciones se enfrentan y los años de cárcelque les pueden caer son: 20 años por contrabando, 5 años por infringir derechos de autor, 20 años por lavado de dinero y 5 años por cada una de las dos cuentas asociadas a derechos de autor.

Poco después aparece también este documento que os dejamos aquí, una copia de la denuncia que el Gobierno de Estados Unidos pone a Megaupload. En él no sólo están todos los detalles sobre las acusaciones que se realizan contra los imputados, sino que además resalta la noticia de que SeriesYonkis, PeliculasYonkis y Taringa aparecen en la denuncia citados por enlazar links de Megaupload manteniendo un índice de estos.

Las detenciones de los imputados se llevaron a cabo al puro estilo de película de Hollywood. El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, fue detenido por la policía de Auckland (Nueva Zelanda) en su mansión. Más espectacular fue ladetención de Finn Batato y Mathias Ortmann, en las que intervinieron hasta 70 policías en 10 de las propiedades a sus nombres, incautando millones de dólares en bienes inmuebles, incluyendo cosas como un Rolls Royce Phantom Drophead Coupe.

Las investigaciones contra los detenidos empezaron en 2010, y ya en 2011 el FBI contactó con la policía de Nueva Zelanda, país de residencia de muchos de los altos cargos de la Megaupload, y aunque todos han sido detenidos en Nueva Zelanda, las acusaciones son en EEUU, y ya se está trabajando entre ambos gobiernos para la extradición de todos los acusados, que afirman que no tienen nada que esconder y no tienen miedo a las acusaciones que les han impuesto.

Cerrar Megaupload, una web con 150 millones de usuarios registrados y 50 millones de visitas diarias, la cual era una de las 13 páginas más visitadas y generaba el 4% del tráfico web mundial, se ha convertido en un símbolo, y las respuestas no tardaron en llegar. Sólo 15 minutos después del cierre Anonymous avisaba por Twitter: “Expect us”. La amenaza había sido lanzada, y todo aquél que tuviera que ver algo en el caso Megaupload iba a vérselas con ellos.

No tardaron en llegar las páginas web caídas. Universal Music fue de las primeras, pero le siguieron la web del Departamento de Justicia, BMI (una especia de SGAE estadounidense), la Warner Music, Motion Picture Association of America y finalmente la página web del FBI, que estuvo caída durante sólo 5 minutos.

¿Y ahora qué? Bueno, existen dos problemas principales para el usuario. Muchos habían pagado una cuenta Premium, de 6 meses, 12 meses o incluso vitalicia, y ahora no van a obtener un servicio a cambio, por lo que empezarán las reclamaciones.

Pero no sólo eso, peor es el caso de aquellos que tuviesen alojados archivos sin problemas de derechos de autor y los hayan perdido.

Con toda la confianza que nos venden hoy en día para que pongamos en el almacenamiento de nuestra vida en la nube, esto es un duro golpe, ya que si pueden ocurrir cosas como estas y perdemos sin más lo que teníamos almacenado, sin poder hacer nada al respecto, la cosa se pone muy fea.

No dudéis que las protestas seguirán apareciendo, Anonymous seguirá atacando, se hablará de esto durante mucho tiempo en las redes sociales y muchas otras webs intentarán ser intervenidas por el FBI, ya que esto abre un antecedente al que se pueden agarrar.