Google penalizará las páginas con demasiada publicidad en su cabecera

Google suele realizar ajustes de vez en cuando a su algoritmo de búsqueda y rastreo para mejorar los resultados de búsqueda y primar los contenidos de calidad o de actualidad (en el caso de las noticias), en definitiva, mejorar la experiencia del usuario para que el contenido ofrecido sea de mayor calidad y utilidad. 


Continuando con este proceso de mejora continua Google ha anunciado en su blog nuevos cambios en el algoritmo que penalizarán las páginas que contengan demasiados anuncios en su cabecera o en las zonas más “altas” del layout.

Si haces clic en una web y lo primero que ves en la web no es un contenido de utilidad sino que encontramos una primera sección dedicada a los anuncios, no podemos considerarlo una buena experiencia de usuario. Estos sitios no deberían estar tan bien posicionados.

Según comenta Google, la idea es penalizar aquellos sitios web que abusan en la inserción de anuncios en la zona más visible de la página y, por tanto, no afectará a las páginas que tengan algún anuncio algo que Google considera normal y lógico dentro del negocio de la publicidad de la red. De hecho, según estiman, este nuevo ajuste podría afectar, aproximadamente, al 1% de las búsquedas.

Este nueva mejora en el algoritmo de búsqueda afectará en un pequeño número de páginas que son aquellas en las que el contenido visible está relegado a un segundo plano y precedido por un bloque de gran tamaño de anuncios

Curiosamente, algunos de los comentarios que han dejado en la nota de Google aunque están a favor de este cambio consideran que los de Mountain View están jugando a la doble moral puesto que, en algunas ocasiones, los webmasters no pueden controlar el layout de la publicidad que Google les inserta y, además, Google a veces juega a este juego de insertar bloques de publicidad antes del contenido.

Este nuevo ajuste de Google me parece muy interesante y es otra apuesta más por mejorar los resultados de búsqueda y ofrecer contenidos de calidad y utilidad a los usuarios.

Bajar el posicionamiento de páginas con grandes bloques de anuncios en las que los contenidos eran algo, prácticamente, secundario y eran utilizadas básicamente como vehículos publicitarios es una iniciativa interesante que muchos usuarios agradecerán y, poco a poco, irán notando.

Fuente: Bitelia