Kim Schmitz, el alemán que fundó Megaupload y que ahora está preso

También conocido como ´Kim Dotcom´, Schmitz fundó Megaupload en 2005 aunque desde antes es conocido por sus habilidades como hacker. El jueves fue detenido en Nueva Zelanda.


Kim Schmitz es un empresario de origen alemán que se encuentra dentro de los diez residentes más ricos de Nueva Zelanda.

Es conocido por su debilidad con las mujeres y por excentricidades como ofrecer US$ 10 mil de recompensa por la captura de Osama Bin Laden, poseer tres autos de lujo con las placas “Wanted” (“Se busca”), “Guilty” (“Culpable”) y “God” (“Dios”) y ser propietario de una mansión valorizada en US$ 20 millones en Auckland; pero es famoso por encima de todo por fundar Megaupload.

Schmitz, también conocido como “Kim Dotcom”, “Kimble” o “Kim Tim Jim Vestor”, fue detenido el jueves, precisamente en Nueva Zelanda, a petición de los Estados Unidos por los cargos de violación de derechos de autor desde sus 18 sitios de la red Mega, lavado de dinero y hasta por conspiración de crimen organizado.

El hombre de 37 años es acusado de liderar la “red criminal” en su condición de director y único accionista de Vestor Limited, compañía que supuestamente encubría las actividades de Megaupload. Schmitz permanece detenido de manera provisional junto a tres de sus trabajadores.

Si bien “Kim Dotcom” ganó popularidad por empujar el coche de Megaupload, desde mucho antes destaca en la industria de la tecnología como hacker. 

Es más, por ingresar sin permiso a redes corporativas terminó con dos años de libertad condicional en 1998 y en 2001 fue condenado a 20 meses de cárcel por malversación de fondos y abuso de información privilegiada en la bolsa.

En 2005 fundó el imperio Megaupload, con el cual habría generado a su favor unos US$ 175 millones durante los años que funcionó el servicio de descargas directas. Sus páginas dominaban el 4% del tráfico de Internet y tenían registradas a 150 millones de personas.

Fuente: Rpp noticias